Viaje al espacio visceral: Casino Shanghai.

Actualizado: jun 29


Hoy vengo a hablarte de una banda que en lo personal me gusta muchísimo: Casino Shanghai, fue una banda de techno pop formada en la CdMx a mediados de los 80 por Ulalume Zavala(vocalista), Walter Schmidt (caja de ritmos), Carlos Robledo (teclados) y Humberto Álvarez (batería electrónica).


Fue una agrupación que llevaba la música electrónica más allá de la movida de pop que tanto estaba de moda en aquel tiempo.


Casino Shanghai, eso era esta banda: la elegancia y drama de los casinos tal y como nos los presentaban en las películas de gánsters y el exotismo ante el que nos podemos encontrar frente a una ciudad como la que hacen referencia.


Además de esto, la excentricidad del grupo se reflejaba en sus presentaciones en vivo: vestidos como personajes del cine de los años 40 y maquillados de blanco como si fueran una especie de mimos en un acto circense rodeado de secuencias pegadizas e incluso bailables, y atmósferas creadas con sintetizadores.


Antes de la formación de la banda, Ulalume era corista de Size, banda de post punk y techno, de la cual Carlos y Walter eran integrantes. Después de disolverse la mencionada banda, llegan a hacer tocadas informales, las cuales tienen gran aceptación y repercusión entre la gente interesada en la escena, tras lo cual, se les une Humberto, y entonces nace formalmente Casino Shanghai.




Después de algunas presentaciones exitosas en algunos bares y antros del D.F. empieza a crecer la reputación del grupo, por lo que en 1985, Comrock, una disquera independiente, les ofrece grabar un disco de larga duración, lo cual resultaría en la placa que nombraron Film (1985).

Casino Shanghai logró posicionarse como una de las bandas más importantes dentro de la escena ochentera en México que buscó darle un sentido más allá de lo bailable a la música electrónica, incorporando experimentación sonora a través de la implementación de sonidos cotidianos (ruidos de coches, llantos, gritos, etc.), haciendo letras con un sentido más serio y propositivo, tratando de hacer música que a su alrededor, en este país, les era difícil encontrar.


En este sentido, podemos decir que fueron uno de los portavoces de lo que la vanguardia musical en México podía dar, poniéndose al nivel de producciones europeas como OMD, Human League, Soft Cell, por citar algunas.

Durante la promoción de su disco, Hollow Bodies se convirtió en un clásico instantáneo. Tenían una imagen interesante, un sonido innovador para la época y el lugar, y lo más importante: una propuesta de sonido de muy buena calidad.


En pocas palabras, en apariencia lo tenían todo para poder seguir produciendo, sin embargo, no todas las bandas con buena música tienen la fortuna de trascender en el tiempo.

Cantaban en inglés, justo en el momento en el que empezó a estallar el movimiento “Rock en tu idioma”, lo cual los hacía ver como la banda que iba contra la corriente, y eso no es algo malo en la forma de hacer música, pero sí en el marketing: la discográfica se interesó más por producir bandas del mencionado movimiento, lo cual dejaba fuera de la jugada a Casino Shanghai, y a esto debemos aunar el progresivo desinterés de sus integrantes por mantener a flote el proyecto, lo que desembocó en la desaparición de éste.




El disco que lograron editar durante su fugaz existencia es una verdadera joya dentro de las producciones nacionales.


Basta con darle una escuchada para darnos cuenta del buen trabajo que desarrollaban, y quizás esto nos lleve a pensar en lo que se dejó de hacer en el país a causa del poco apoyo a la escena.


Ejemplos de bandas de gran calidad y escaso reconocimiento sobran. Nos queda ahora apoyar a las producciones actuales que nos convenzan con su trabajo, y rescatar el trabajo de bandas de hace décadas que se mantienen relativamente en el olvido por la gran parte de la población que los vio nacer.


YouTube, Casino Shanghai:


https://www.youtube.com/channel/UCrUNTDQ2G1LnQIxX4GTKlEA


8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo