Psicopatología de la Radio Cotidiana

Actualizado: 18 de dic de 2020

Sin Bandera – Mientes tan bien.

La gestalt como trigger del amor.

Uno de los objetivos de esta columna es acercar al lector a la teoría psicoanalítica mediante ejemplos simples y claros para poder analizar canciones que aparecen en la radio. En esta ocasión trataré de abordar uno de los conceptos básicos del psicoanálisis Lacaniano: el estadio del espejo, para después abordar la canción Mientes tan bien de Sin Bandera.

El estadio del espejo no es más que el momento en que un bebé es capaz de reconocerse a sí mismo en un espejo, pero las consecuencias que se derivan de este acontecimiento a nivel mental son tan variadas como complejas.

Cabe aclarar que el bebé es capaz de hacer esta asimilación de su imagen corporal en un momento de su vida en el que aún no tiene control sobre su cuerpo: ve en primera persona un brazo, una mano o un pie de manera inconexa, sin la capacidad motriz de controlarlos pero con la capacidad mental de agruparlos en un cuerpo.

El bebé observa que existen personas y que cada una tiene un cuerpo. Al reconocer su propio reflejo en un espejo comprueba con gusto que, efectivamente, posee un cuerpo también.

Al entender que se posee un cuerpo, surge nuestra capacidad de crear figuras cerradas, lo que en psicología se llama “gestalt”: Un proceso mental que nos hace reconocer y completar formas. Por ejemplo, ¿puede ver aquí un triángulo?:

El triángulo existe gracias a nuestra capacidad gestáltica, es decir, gracias a que nuestra mente es capaz de imaginarlo. Estrictamente hablando, aquí no hay ningún triángulo, sólo hay tres círculos cortados, pero nuestra mente tiende a acomodar la información que enfrenta para poder procesarla de una forma que le sea más sencilla de comprender.

Nuestra mente nos miente para poder encontrar sentidos

Es decir que, si nuestra mente no está en modo psicótico, tiene activada la función autocompletar y es por ello que podemos pensar en términos lógicos, encontrar sentido a las cosas, establecer relaciones de causa-efecto y cuando hay algo que no entendemos tratamos de encontrar la “pieza faltante” para completar la gestalt que nos hace falta.

Pero no todo lo relacionado con la gestalt es positivo, sobre todo cuando nos empecinamos en creer que nuestra gestalt favorita es la verdad.

En el siguiente ejemplo se muestran algunas posibles figuras que se pueden crear a partir de 4 puntos. Ser neurótico sería tomar una de las siguientes figuras y decir que esa es la única forma correcta y que todo aquel que piense diferente está equivocado.

Las ilusiones son gestalts compuestas por aquello que deseamos tener, y siendo la fantasía un tipo de autoafirmación, también están hechas por aquello que deseamos ser o que imaginamos que somos. Es decir, las fantasías son proyectivas, está comprometido nuestro narcicismo y la imagen que tenemos de nosotros mismos, dentro de ellas.

En un proceso de idealización, como el enamoramiento, se corre el peligro de no estar amando a la persona que es tu pareja, sino a la imagen que te hiciste de ella, reforzada por la ilusión de quién eres tú a lado de ella. Pudiendo llegar a ignorar completamente los verdaderos deseos y sentimientos de la persona que se tiene en frente.

-¿Cómo no me ibas a gustar con todas esas virtudes que te inventé?-

Después de este pequeño acercamiento al psicoanálisis Lacaniano, tomemos esta frase de la canción de Sin Bandera:

Yo te creo todo y tú no me das nada

En “Yo te creo todo”, cambiemos el verbo creer, por el verbo crear, y nos encontramos al descubierto con un proceso de idealización: yo te creo (te fabrico) todo sin importarme quién realmente seas.

Mientes tan bien Que me sabe a verdad Todo lo que me das Y ya te estoy amando

El sabor a verdad se da porque se crea una imagen satisfactoria para él mismo y su narcicismo lo hace partícipe de la ficción repetidas veces, aún a sabiendas de su carácter falaz.

Yo te creo todo y tú no me das nada… …Que me sabe a verdad todo lo que me das

La contradicción está puesta en el dar y es que lo que se da y se recibe no son más que las porpias imágenes que él mismo generó: la imagen que creó de ella y su propia imagen de quién es él junto a ella. En realidad está enamorado de sus propia gestalts y en lugar de renunciar al darse cuenta que le están mintiendo (que ella sabe jugar con estas imágenes a su favor, aprovechándose de él), prefiere entregarle su amor. Y es que a veces es más sencillo seguir con la farsa que enfrentar la realidad de quién es el otro y quién es uno mismo. 

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo