Ghost Funk Orchestra: An Ode To Escapism.


Ghost Funk Orchestra (GFO) es la creación del multinstrumentista y compositor Seth Applebaum. Lo que comenzó como un proyecto de grabación en solitario evolucionó en una poderosa agrupación de diez integrantes. GFO, existe en un espacio temporal entre el Retro-Soul del Pacífico y el Jazz-Pop de mitad de siglo, actuando como un caleidoscopio musical al mezclar géneros como el Psychedelic Funk, Jazz y Salsa.


An Ode To Escapism, es un álbum que tratar de procesar el estrés y la ansiedad de la vida moderna, así como de explorar lo que permanece en lo profundo de tu subconsciencia, un álbum perseguido por sombras y tensión, pero cargado de un montón de Funk.


GFO nos entrega una basta cantidad de Groove sinfónico en cada pieza, mezclándola armónicamente con la siguiente, lo que facilita caer en el efecto psicodélico que el álbum trata de evocar. Hablemos de las rolas más destacadas de este material.


El álbum empieza con “Introduction”, una mezcla de guitarras con ese toque jazzy acompañados del walking bass del contrabajo y la apacible voz de la vocalista Alba Ponce De Leon. Más que una canción, es una recomendación al oyente para ponerse cómodo, apagar tu celular y cerrar tus ojos para caer hechizado durante los 40 minutos subsecuentes. Como su nombre lo indica GFO sigue la estructura musical de una orquesta, dividiendo este álbum en tres secciones delimitadas por sus respectivos descansos (Pause I, II y III).


Foto: Jeanette D. Moses

El LP comienza a tomar sabor con “Little Bird”, una rola que te enamora al escuchar ese solitario piano eléctrico para luego explotar en un arreglo orquestal de Psychedelic Funk que va evolucionando paulatinamente hasta formar ese beat de 5/4 tan pegajoso que incluye elementos como las trompetas y los hipnotizantes coros de fondo. Spoiler Alert, les va a encantar.


Antes de nuestro segundo descanso (Pause II), GFO nos regala “Drop Me A Line” una de las canciones más groovies de este material. La rola mantiene una base de acordes de guitarra y contrapuntos de vientos en demasía pegajosa, potenciada con la ejecución de unas líneas de bajo mega rifadas (atención ahí, eh). De igual manera, si ponemos atención, podemos escuchar a los violines entrando en solitario en algunos contrapuntos de la canción. Finalmente destacan los dos solos de saxofón en el intermedio y en la parte final de esta canción. En definitiva, una canción para caminar de manera fa-che-ra por la calle.


Volviendo a nuestra butaca después de la tercera pausa, la orquesta está a punto de despedirse y lo hace de una manera simplemente genial y poderosa con “King Of Misdirection”. Una canción que trata sobre abandonar el mundo solo un instante para poder respirar y hacer frente a cosas como el cambio climático y el racismo.


En definitiva, este álbum se experimenta como un todo continuo, es una elegante banda sonora para este invierno entrante. Puede que la situación actual no sea la ideal, pero el espíritu en el título del álbum es una ilusión que vale la pena saborear, escapar de a poco de nuestra reciente realidad.

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo